Felipe Parra
Felipe Parra
Comparte

En una íntima conversación con Javier Parra en el programa “Protagonistas” de Agricultura TV, el conocido humorista e imitador Felipe Parra reveló detalles desgarradores de su infancia y cómo la influencia del reconocido artista Stefan Kramer marcó un antes y un después en su vida.

Lo que significó Stefan Kramer como artista en mi vida fue súper significativo, marcó mi vida y mi infancia con su talento“, partió comentando.

Luego sumó: “Me ayudó a encontrar aceptación, me salvó de la soledad y el camino oscuro”.

La difícil infancia de Felipe Parra

El imitador relató los difíciles pasajes de su niñez, marcados por la violencia y la incertidumbre.

“Imagínate lo que es ser un niño y saber que en cualquier momento tu mamá puede estar muerta. Yo tenía una madre que sufría maltrato. En ese tiempo quería venganza, algo que no me hacía bien“, recordó con pesar.

Las dificultades económicas también formaron parte de su dura realidad. Junto a su abuela Audelina, Parra vivió momentos angustiantes, luchando por conseguir alimentos.

Pensaba todos los días si iba a comer o no. Mi abuela tenía una pensión de 80 mil pesos, la única forma para poder alimentarnos era pedirle fiado a los vecinos. Vivir constantemente pensando de dónde sacar comida es súper angustiante”, relató.

Sin embargo, en medio de esa oscuridad, la luz llegó de la mano de Stefan Kramer. “Cuando Kramer me conoció, me invitó a su programa de televisión y me recalcó que yo tenía que dedicarme a la imitación“, reveló Parra, recordando el momento clave que cambió el rumbo de su vida.

A pesar de los obstáculos, el comediante logró encaminarse y encontrar su vocación en el humor. No obstante, el camino no estuvo exento de tropiezos, como su lucha contra el alcohol y las drogas.

Parra y lucha contra las sustancias

Llegué a estar muy metido en el alcohol y las drogas. Hoy en día ya salí de esa mentalidad mediocre, le doy un valor especial a estar en familia, incluso, me reconcilié con mi mamá”, compartió con honestidad.

Actualmente, Parra se visualiza en el Festival de Viña del Mar y se esfuerza por brindar un futuro mejor a sus sobrinos, quienes enfrentan situaciones familiares similares a las que él vivió.

“Tengo dos sobrinos que viven una situación familiar similar y gracias a Dios tengo la posibilidad de hacerla un poco más liviana. Hace poco los vi disertando, yo jamás hice eso cuando niño porque me daba pánico escénico y hoy en día vivo de eso“, expresó con orgullo.

Aquí puedes revisar la entrevista:

Últimas Noticias